Es la hora del gobernador...

Publicado por Grupo Ormi On 14:22

Por Arturo Soto Munguía
La vida política de Sonora está cruzada por esa idea en la que se insiste desde hace por lo menos nueve años, según la cual ‘gobernar es comunicar’. Al amparo de esa falacia hubo gente que convenció al anterior gobernador, Eduardo Bours Castelo, de que controlando por la vía del dinero a los principales medios de comunicación, podría incluso proyectarse a la presidencia de la República. No es cuento. Hay testimonios escritos en aquellos años, que lo ubicaban cabalgando hacia Los Pinos.

Hoy, al gobernador Guillermo Padrés lo han convencido algunas de esas voces, que por cierto son las mismas que aconsejaban a Bours en su sexenio, de que ‘todo consiste en comunicar’.

Así, han llevado al gobernador a comparecer públicamente, en cadena estatal de televisión y replicado en las principales radiodifusoras, frente a un pequeño, pero inteligente grupo de académicos que mostraron a la ciudad y al mundo a un gobernador muy limitado; muy titubeante, muy indeciso y muy confundido en la bocacalle de ese callejón oscuro al que lo están empujando sus principales asesores en materia de gobierno y comunicación. No hay vuelta de hoja. Sus amigos, sus amiguísimos, especialmente ese costal de traumas, odios y mediocridades personales que le sopla al oído al gobernador inyectándolo con mentiras, pero divirtiéndolo mucho en su papel de bufón de Palacio, así como el tío de ese mismo personaje, especializado en agarrar pleito con todo aquel que no encuadre en sus muy limitados alcances, tienen mucho que ver en la crisis de gobernabilidad que Guillermo Padrés hoy, no tiene muy claro por dónde encontrar una salida.

Seamos claros: Quienes le sugirieron al gobernador de Sonora que la ‘reconducción presupuestal’ era el último clavo en el ataúd de la oposición, se equivocaron de punta a cabo. Quienes le recomendaron que la ‘guerra de exterminio’ era la mejor vía para acabar con la oposición y para instaurar en Sonora el reino de esa mentira tan publicitada como “Vamos bien, vamos muy bien”, se equivocaron. La reconducción presupuestal provocó la quiebra financiera en casi todos los Ayuntamientos de Sonora. La ‘guerra de exterminio’ contra ‘los caciques del sur’ sólo generó una inédita situación en la que los sonorenses han dejado de verse como hermanos. Hoy es la hora del gobernador. Frente a su tercer informe de gobierno, Guillermo Padrés enfrenta la disyuntiva de seguir con quienes comenzó, y que lo han llevado a un callejón oscuro, o hacer los cambios que requiere esa nueva circunstancia en la que se encuentra hoy, ya sin un gobierno federal afín, y con un Sonora al que se le han apagado las seis estrellitas que, según le dijeron sus asesores, lo guiarían por la ruta del éxito.

0 Response to "Es la hora del gobernador..."

Publicar un comentario

NACIONAL

INTERNACIONAL

ESPECTÁCULOS

DEPORTES