Si no hay sangre, ¿es dedazo?...

Publicado por Grupo Ormi On 14:47

José Fonseca
Hasta ahora el Presidente Enrique Peña Nieto ha eludido las confrontaciones. Con habilidad ha buscado conciliar y reconciliar.
Quizá opera de acuerdo a la definición del Presidente en el régimen constitucional que tiene México: es el árbitro y el eje que contiene a las fuerzas centrifugas de la República.
Y, como sostiene Rafael Cardona: el Presidente tiene que ser árbitro de todos los conflictos y protagonista de ninguno.
Si no hay sangre, ¿es dedazo?
A diferencia del PAN, que seguramente tendrá una cruenta batalla para escoger la próxima primavera a su dirigente nacional. O del PRD que tiene dificultades para procesar decisiones de su cúpula, el PRI ha procesado sin pleitos la designación de su dirigente nacional.
Quizá es periodísticamente aburrido para algunos que los priístas hayan logrado cohesionarse como partido en el gobierno, según dijo elnuevo dirigente nacional  o.
Pareciera que es antidemocrático que en el seno de un partido no haya pleito.

0 Response to "Si no hay sangre, ¿es dedazo?..."

Publicar un comentario

NACIONAL

INTERNACIONAL

ESPECTÁCULOS

DEPORTES