Por Horacio M. Vidal

El término no es nuevo. Es un mal muy mexicano donde toda violación a la ley o al orden público, mientras sea a nombre de cualquier causa política, será perdonada, sin importar las consecuencias. Desde el 2 de octubre de 1968, la autoridad está paralizada ante los manifestantes. El sentimiento de culpa es tan grande que las protestas rebasan los límites de lo tolerable. 

Pero tal vez los “ultra” del pasado “sábado distrito federal”, han hecho un servicio a la nación:  que los nuevos gobiernos – del PRI y el local del PRD - se tiendan en el diván a enfrentar sus propios fantasmas. La parálisis debe ser expulsada. Los ciudadanos debemos sentirnos protegidos ante la violencia que puede atacar a partir de una victoria deportiva o una protesta política. Sin embargo, la parálisis también está al otro lado de la barra. Los jóvenes manifestantes son cómicos, en el sentido que quieren hacer tantas cosas y no pueden hacer nada. Odian la falsedad, pero mienten; desean ser aceptados, pero resultan aborrecibles y egocéntricos. Ellos y sus líderes son eternos adolescentes. Son farsantes. Son irresponsables. Como en “El guardián entre el centeno”.

Después de la barbarie en el DF, J.M. Márquez vence en buena lid a su eterno rival, Manny Pacquiao. El júbilo fue envuelto con hilos – débiles, por cierto – de controversia por la dedicatoria del mexicano al presidente Peña. Y al confirmarse la muerte de Jenni Rivera, los tuits afines a la extrema izquierda  festejaban su deceso y de paso clamaban por la de Peña. Todo ocurre en el 32 aniversario del asesinato de John Lennon por M. D. Chapman: sin dejar la escena del crimen se puso a leer “El guardián entre el centeno”. 

El odio, fruto de la parálisis de los fanáticos, está presente. Las autoridades deben expiar sus culpas para controlar a los violentos. Y los violentos deben verse a sí mismos. No son las caras de los otros las que confrontamos, sino las de nosotros mismos, como en “El guardián entre el centeno”.

0 Response to "El Síndrome de Tlatelolco y el Guardián Entre el Centeno. "

Publicar un comentario

NACIONAL

INTERNACIONAL

ESPECTÁCULOS

DEPORTES