Duro golpe a Javier Gándara...

Publicado por Grupo Ormi On 14:42

Por Francisco Rodríguez
Aquí, parte de su columna//
Siempre he considerado que el empresario hermosillense Javier Gándara Magaña ha sido un hombre exitoso en el mundo de los negocios y en lo familiar. Lo ha tenido prácticamente todo y en todo ha ganado. Pero tenía un sueño: el poder político. Desde hace muchos años quiso gobernar la capital del Estado, fracasando en sus dos primeros intentos. Buscó ser el alcalde hermosillense por el PRI con todo el respaldo del entonces Gobernador Armando López Nogales, pero fue insuficiente por el rechazo de la misma militancia tricolor y la arrolladora simpatía de Francisco Búrquez, postulado por el PAN. Después, buscó el objetivo a través de Acción Nacional, quedando de nuevo en el camino de sus ambiciones precisamente por la falta de identificación con los panistas. Su indecisa militancia partidista, no obstante su reputación tan positiva en la sociedad civil, lo llevaron de nuevo a la derrota. Pero, como dicen, la tercera es la vencida. Supo aprovechar la circunstancia de un candidato panista muy abierto a las alianzas como es Guillermo Padrés, quien se valió de Javier Gándara para introducirse al sector empresarial hermosillense, y le correspondió con la candidatura a la presidencia municipal de Hermosillo, la cual obtuvo sin ninguna dificultad. 

Don Javier comenzó a ver el ayuntamiento como un negocio familiar más. Se redujo el sueldo, creo que hasta lo eliminó, pero se aumentaron sus viáticos y de manera exagerada los gastos en publicidad con el único objetivo de promocionar su imagen personal, no la del municipio. Con dineros del pueblo a través del gobierno estatal y con recursos federales, comenzó a realizar obras costosas de ornato en la ciudad, que si bien Hermosillo las merece, no es un secreto existen necesidades más apremiantes que la instalación de fuentes. Los tres años de gobierno fueron tres años de campaña. Costosos programas de radio y televisión para estar presente todos los días en los hogares hermosillenses, aun cuando fueran solo saludos a las familias, recorridos por las colonias o exposiciones de imágenes disfrutando un café en cualquier casa de la periferia, entre más humilde mejor. Fueron tres años de campaña, de derroche publicitario y de una deficiente administración de los recursos públicos. Y ya salió el primer durísimo golpe político para Gándara Magaña: la excesiva deuda pública que dejó, la cual ronda los mil 270 millones de pesos. Esto señala al empresario como un deficiente administrador público. Nunca se supo del endeudamiento, nadie o pocos se enteraron. Desde luego el monto total de la deuda no le corresponde el ex alcalde, pero sí la mayor parte porque fue adquirida durante su gestión. Solo en el 2011 se gastaron 300 millones de pesos más de lo programado. 

Pronto Javier Gándara iniciará su peregrinaje por todos los rincones de la entidad buscando ganar adeptos de la sociedad civil porque sabe que su ambición para lograr la candidatura dentro del panismo no será del todo correspondida. Y detrás de él (de Don Javier) irá la ola persecutoria de las críticas severas a su cuestionable administración como presidente municipal de Hermosillo. Palafox y compañía serán su sombra.

0 Response to "Duro golpe a Javier Gándara..."

Publicar un comentario

NACIONAL

INTERNACIONAL

ESPECTÁCULOS

DEPORTES