Por José Luis Parra

Todo hace indicar que el Gobierno de Sonora le mide el agua a los camotes para municipalizar o estatizar el transporte urbano. Para ello habría decretado esa  requisa de la ruta 18 en Hermosillo, conocida como Multi Rutas, la cual administra en todos sus aspectos, como operación y mantenimiento, pasando por el pago de choferes. Aquí en la capital el transporte urbano estuvo a cargo del gobierno municipal hasta la administración de Alicia Arellano Tapia (1979-82), siendo su último director el finado amigo Héctor Enciso. Desde entonces la prestación de ese vital servicio se entregó a concesionarios que se acostumbraron a vivir de subsidios gubernamentales, a cambio de facilitar las unidades que hicieran falta para el traslado de gente a manifestaciones políticas. Y lo que llama la atención es que al apoderarse el gobierno de toda una ruta de camiones, los concesionarios permanecen tranquilitos. ¿Por qué?. Quién sabe. Lo cierto es que el gobierno estatal se apoderó de la ruta 18, que se dividían entre 25 y 30 personas que acumulan unas 42 concesiones. Ahora todo controla el Fondo Estatal para la Modernización del Transporte (FEMOT) Sonora.

La medida aparentemente sería legal, ya que el Estado tiene la facultad de concesionar el servicio a particulares. Y también requisar. Pero desde el gobierno de doña Alicia no se veía al gobierno manejando los dineros que deja una ruta de camiones. Y lo inédito, que el servicio de mantenimiento de las unidades estará a cargo del director del sistema penitenciario, Ricardo Ornelas, ex titular, para variar, de la Dirección del Transporte. La argumentación que aquí esgrimen las autoridades es para brindar trabajo a los presos del CERESO 1, en cuyas inmediaciones ya levantan el área de servicios.

0 Response to "Otro frente de guerra: municipalizar o estatizar el transporte urbano."

Publicar un comentario

NACIONAL

INTERNACIONAL

ESPECTÁCULOS

DEPORTES