III Informe: Houston, tenemos un problema.

Publicado por Grupo Ormi On 16:51

Por Arturo Soto Munguía
Roberto Zavala es padre de Santiago, uno de los 49 niños muertos en el incendio de la Guardería ABC. Es el mismo que un día preguntó, a las puertas de Palacio de Gobierno “¿Quieren culpables? Yo soy el culpable por confiar en el gobierno, por pagar mis impuestos, por dejar a mi hijo en sus manos”. En justicia, hay que recordar que desde el gobierno del estado, que en ese año encabezaba Eduardo Bours Castelo, se generaron las condiciones propicias para justificar las razones por las cuales habría que detener el proyecto transexenal del cajemense, y abrir la puerta a la alternancia. Tres años después, sin embargo, la alternancia terminó equiparándose al viejo régimen y, según opiniones cada vez más generalizadas, superándolo. 

La ineptitud, la soberbia, el autoritarismo, la impunidad, la corrupción, la opacidad, la ineficiencia, el culto a la personalidad del gobernante; el agandalle y el cinismo contra lo que se votó en 2009, no sólo se mantuvieron, sino que se recrudecieron. Las elecciones de este año fueron un referéndum claro. Ni siquiera el abusivo ejercicio de la violencia de Estado y el desvergonzado derroche de recursos públicos para validar la continuidad de la nueva casta gobernante en Sonora, fue suficiente para legitimar su proyecto.  A fuerza de ser realistas, habría que apuntar que lo único ‘histórico e inédito’ a la mitad del sexenio de Guillermo Padrés Elías, es que las finanzas públicas del gobierno del estado, así como las de los 72 municipios de Sonora, están en bancarrota. En bancarrota está también la legitimidad de un gobierno que se colgó de una tragedia como la ocurrida en la Guardería ABC para defenestrar al priismo gobernante, sólo para reeditar las prácticas que lo llevaron al cadalso, incluyendo, desde luego, esa obsesión por pretender venderle a la sociedad las cuentas de vidrio de un paraíso que sólo existe en la propaganda del gobierno y su partido.

En los hechos, el ejercicio de gobierno en Sonora está colapsado. Sostenido sólo con los frágiles alfileres de la mercadología barata que no sirvió para validar en las urnas la continuidad de un proyecto, aunque sí fue muy útil para producir comaladas de nuevos ricos.

0 Response to "III Informe: Houston, tenemos un problema."

Publicar un comentario

NACIONAL

INTERNACIONAL

ESPECTÁCULOS

DEPORTES